MOCHILA PARA ESQUÍ DE MONTAÑA

TARGHEE 45, especifica para esquí.

Si bien para esta actividad nos podríamos apañar con cualquier mochila, el contar con una mochila específica bien pensada y construida nos ofrece comodidad, rapidez en el uso de su contenido y versatilidad.

No me estoy refiriendo a mochilas para los que quieren hiperligereza y su objetivo es correr por las montañas como si tuvieran prisa o estuvieran luchando contra el cronómetro; hoy en día la montaña parece a veces un estadio de atletismo. Me refiero a mochilas para los que buscan el placer del esquí y de disfrutar tranquilamente de la montaña, los que se paran a ver el paisaje, hacer fotos y comentar con los compañeros el paisaje o cualquier anécdota. Una mochila para esquí de travesía necesita un mínimo volumen, ya que solamente el equipo imprescindible, si queremos ser consecuentes con lo que se puede necesitar en alta montaña, ocupa un volumen que difícilmente entra en una mini-mochila.

Una mochila adecuada para esquí de montaña, debería llevar al menos:

  • Compartimento posterior específico de rápido acceso para pala y sonda.
  • Enganches para llevar los esquís en los laterales y en diagonal.
  • Cremallera de acceso total por la espalda al contenido, lo que facilita el acceso al dejar la mochila en la nieve y evita dejar cosas en la nieve.
  • Enganche para el piolet.
  • Soporte externo para el casco.
  • Salida para el tubo de una bolsa de hidratación.
  • Cinturón lumbar con cómodo ajuste y algún bolsillo.
  • Cincha pectoral de unión de las hombreras regulable en altura y de fácil manejo.
  • Algún bolsillo externo para mapa u otros objetos que deban estar a mano.
  • Tapa superior impermeable y desmontable.
TARGHEE 45, Compartimento para pala y sonda

No hay muchas mochilas en el mercado que lo ofrezcan, personalmente, este invierno estoy probando la mochila TARGHEE 45 de la marca americana GREGORY, que al igual que la otra que probé este verano, la ALPINISTO 50, cumple más que de sobra las expectativas. Con todos los detalles enumerados y alguna característica más que la hace una de las más completas para esta actividad. Su capacidad además se adapta desde una excursión de un día hasta una travesía de varios. Como ya comenté en un artículo anterior, esta marca no deja de sorprenderme con los acabados y detalles, además de su “garantía de por vida” para sus productos, lo que demuestra su compromiso con la calidad.

TARGEE 45, acceso al contenido por la espalda.

CONTENIDO DE LA MOCHILA

Evidentemente podemos prescindir de elementos si solamente vamos a dar una vuelta cerca del coche. Pero para una excursión seria de varias horas necesitamos un mínimo de equipo. Algunas cosas muchas veces no las usaremos, como los crampones o las cuchillas, pero no llevarlas puede implicar graves problemas de seguridad.

La vestimenta necesaria durante la marcha es muy personal, pero en general es recomendable una camiseta térmica de manga larga y colores claros (mejor blanco, abrigan igual y si hace calor se agradece), a complementar con un forro fino o grueso o una camiseta térmica más gruesa según temperatura. En cuanto al pantalón, más o menos grueso según clima.

Aparte de esta vestimenta básica y el obvio equipo de esquí (botas, esquís, pieles y bastones) ¿Que debe contener la mochila? Pues puede cambiar según criterios y la fiabilidad de la previsión meteorológica, pero en mi opinión sería esto:

EQUIPO PERSONAL

  • Crampones.
  • Piolet (prescindible si conocemos el terreno y sabemos que no será necesario porque es sencillo).
  • Casco
  • Cuchillas (prescindibles si nos calzamos siempre los crampones con nieve dura).
  • ARVA (3 antenas), pala (de verdad, no de juguete) y sonda.
  • Chaqueta simple impermeable.
  • Pantalón simple impermeable (prescindible con tiempo cálido y previsión fiable).
  • Chaqueta con relleno térmico.
  • Guantes y guantes de repuesto.
  • Gorro de abrigo y tubular (buff) según clima.
  • Gorro de sol (recomendable pero prescindible).
  • Cremas de protección, cara y labios.
  • Gafas categoría 4.
  • Mascara de ventisca según condiciones.
  • Botella y agua.
  • Algo de comida según gustos y duración.
  • Teléfono cargado (llevarlo apagado o en modo avión si queremos hacer fotos)

A COMPARTIR CON EL GRUPO

  • Botiquín con lo esencial (manta térmica, esparadrapo, analgésicos, tijeras, compeed, tiritas)
  • Mapa, brújula con inclinómetro y altímetro. Opcional GPS.
  • Cera o algún spray antizuecos para las pieles.
  • Estuche de reparaciones (multiherramienta, cinta americana, alambre, cordino, costura).
  • Piel de foca de repuesto (recomendable si es un grupo numeroso)
TARGHEE 45, porta esquís lateral y transversal con refuerzos anti-abrasión.

Es evidente que para llevar todo esto necesitamos una mochila generosa, si además está bien pensada para acceder a todo con facilidad mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *