Escaper de BEAL, ingenioso y seguro

Este año, la veterana casa BEAL nos ha sorprendido con un ingenioso y seguro sistema para poder rapelar en simple con una sola cuerda y poder recuperarla. Se agradece que algunas marcas no paren de investigar, y de vez en cuando consigan productos que aportan algo nuevo y práctico. Es por ello que merece la pena tenerlo en cuenta para practicantes de escalada todo terreno.

Muchos lo verán con desconfianza, pero basta probarlo para ver que es totalmente seguro para cualquiera con dos dedos de frente. Como el desenganche necesita de tirar y soltar repetidas veces, quizá pueda ser difícil de recuperar en situaciones donde la cuerda roce mucho durante el trayecto del rápel (como bien se indica en las instrucciones), en estas situaciones sería mejor que el primero que desciende probase que se suelta (teniendo por supuesto la cuerda sujeta arriba con un nudo) y si no funciona hacer rápeles más cortos o en otro lugar con menos rozamiento.

En mi opinión es un sistema muy práctico para situaciones especiales, por ejemplo:

  • En esquí de montaña donde podemos llevar solo una cuerda auxiliar y necesitemos hacer un rápel largo.
  • En escaladas donde una cuerda simple es más práctico, pero llevar este sistema nos permitiría rápeles largos en caso de lluvia o un incidente que obligue a la retirada.
  • Lo mismo en escaladas alpinas o hielo, donde por ligereza optemos por una cuerda simple.
  • Si las cuerdas se han dañado por caída de piedras u otras circunstancias y tenemos que hacer nudos en ellas.

Como siempre hay que leer las instrucciones del fabricante y familiarizarse con su uso, pero más simple no puede ser. Además al ser todo textil, no hay partes que se puedan deteriorar cuando cae todo el conjunto.

En resumen, es un buen invento. Es además suficientemente ligero como para que no de pereza llevarlo como otro “por si acaso” más.

Escaper de BEAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *