COSAS SOBRE NUDOS – verdades y creencias.

En el mundillo de la escalada siempre se ha debatido sobre los nudos, sus virtudes o defectos, su resistencia, su idoneidad para algo concreto o la facilidad para memorizarlo o deshacerlo después de someterlo a carga importante. Hay cosas evidentes que se comprueban con la experiencia, como la facilidad para hacerlo, deshacerlo o comprobarlo visualmente, pero hay otras cosas como la resistencia o estabilidad del nudo que solo se pueden averiguar con ensayos serios.

En mis ya 44 años como escalador, como es lógico he cambiado mis preferencias sobre el uso de varios nudos a medida que sigo aprendiendo, recibiendo información y por mi trabajo de formador probando todo sobre el terreno en diferentes condiciones. Además en aquellos años en los que empecé la información era escasa, a lo sumo lo que te contaba algún amiguete “experto” o “enterao”, y en general la tecnología y los medios tampoco permitían ensayos rigurosos, con lo que usabas los nudos tradicionales que usaba todo el mundo sin cuestionar nada.

Hoy en día es diferente, hay información a espuertas.  Los mejores fabricantes tratan de asesorar a los potenciales clientes y hay numerosos ensayos sobre casi todo. También instituciones, clubs o particulares hacen de vez en cuando ensayos con bastante rigor. Internet además lo ha cambiado todo, ya que toda la información es accesible con unos pocos “clics”. Pero también sabemos que internet tiene su lado oscuro y hay un montón de basura. Si quieres información fiable, busca fuentes fiables, como fabricantes o instituciones de prestigio. Muchos pensaréis entonces, que este BLOG es otra de esas fuentes sin contrastar. Aunque según qué tema yo expongo mi opinión, con la validez que cada uno quiera darle, los que me conocen ya saben que tratándose de técnica o seguridad no recomiendo nada si una base objetiva o comprobada con ensayos y realidad sobre el terreno. Cuando la importancia lo requiere, como ahora, en los casos donde los ensayos contradicen alguna creencia general, ofrezco los datos objetivos necesarios para que los que duden (que están en su derecho) puedan comprobarlo de las fuentes originales.

En la actualidad hay en general bastante consenso sobre los nudos idóneos para cada uso, la lista “oficial” de los recomendados por la UIAA (Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo) es el más claro ejemplo de nudos más que probados, con todas las propiedades necesarias para que sean seguros, y aunque en mi opinión hay algunos de la lista que sobran y otros que faltan, esta lista es ya algo serio y fiable, para que el que se inicia tenga datos objetivos y no tener que buscar opiniones que pueden ser contradictorias.

Pero sobre algunos nudos, estén en esa lista o no, también hay algunas creencias falsas o se magnifican o denostan sus cualidades o carencias sin más argumentos que preferencias personales, suposiciones, impresiones o dudosos datos obtenidos de aquí o allá. En estos casos creo que es interesante aportar datos lo más objetivos posible para erradicar falsas creencias o elegir y usar con criterio esos nudos.

Con frecuencia se da demasiada importancia al porcentaje de resistencia teórica que se les supone a los nudos, es decir, la resistencia residual que tiene la cuerda con ese nudo en ella, pero en mi opinión es un dato irrelevante, además las condiciones de los ensayos y el método empleado pueden cambiar mucho el resultado como para considerarlo dogma. Que todos los nudos reducen la resistencia original de las cuerdas es bien sabido, ya que las curvas que hace el nudo no dejan que todo el grueso de las fibras de la cuerda trabaje por igual, sufriendo casi toda la tensión las fibras que quedan en el exterior de las curvas y casi nada las que están en el interior, pero lo cierto es que en una situación real de escalada es imposible que la cuerda se rompa por que hayamos hecho un nudo u otro, ya que si bien todos los nudos reducen la resistencia nominal de la cuerda, las fuerzas que pueden llegar a actuar sobre los elementos de la cadena de aseguramiento en una caída real (no de laboratorio) nunca serían suficientes. Lo que es realmente importante es saber cómo funciona la cadena dinámica de seguridad y actuar en consecuencia.

Además de adquirir una formación adecuada en aspectos relacionados con el aseguramiento, lo que realmente interesa al escalador, aparte de la obviedad de que sea adecuado y seguro para lo que se pretende, es su facilidad para hacerlo, que sea estable durante su uso y que se pueda deshacer fácilmente aunque se someta a gran carga. Estos son los criterios que en mi opinión deben prevalecer independientemente de si este es más resistente que aquel.

Otro elemento que lleva a confusión, es que muchos se limitan a ver la multitud de vídeos disponibles obviando las conclusiones finales si es que la hay. Los ensayos de resistencia en laboratorio son por lo general destructivos, llevando el material al límite hasta que rompe (siempre que la máquina de tracción utilizada en el ensayo tenga capacidad para ello), o ensayando caídas mucho más severas de lo que se puede dar en terreno real. Es decir el objetivo es ver el límite, y esto está bien para conseguir un amplio margen de seguridad. Sin embargo, como algunas veces veo en las redes o por las preguntas que me hacen, hay gente a la que le alarma que las cosas se rompan, es en lo único que se fijan sin considerar como se ha hecho el ensayo ni las fuerzas aplicadas para ello. En definitiva los datos de los ensayos hay que verlos en su contexto y compararlo con la realidad, donde por ejemplo, no se cae una masa de hierro de 80 kg, ni la cuerda está atada a un punto fijo en el lugar del freno. De hecho en cualquier ensayo serio se ofrecen conclusiones y se puntualiza si el material o la técnica ensayada es suficientemente segura o no, pese a que en el ensayo se haya ido todo al garete (que es lo que seguramente se pretendía).

A continuación expongo tanto opiniones como datos objetivos sobre falsas creencias o particularidades de algunos nudos que he visto crean confusión.

El ocho: su idoneidad está más que probada como nudo para encordamiento;  es universalmente recomendado y el primero que se enseña a los principiantes por su polivalencia. Se suele recomendar rematar el chicote sobrante con un nudo, e incluso hay autores que lo consideran imprescindible. En mi opinión es innecesario, es imposible que el nudo se afloje o deshaga después de apretarlo con la mano, en cualquier caso se aprieta más, si fuera así no sería desde luego recomendado como nudo preferente. No obstante el que sea aprensivo o no se fíe de su habilidad con los nudos, que lo haga, estorbar no estorba.

Hay una variante del ocho, conocida como nudo Wagner, en éste, el chicote sobrante se introduce de nuevo en el cuerpo del nudo con intención de poder deshacerlo después más fácilmente. Los ensayos demuestran que a este nudo le pasa igual que al bulin (as de guía) sin rematar, es decir se deshace con  carga baja ante una tracción anular (ver enlace al final del artículo). Si el bulin no se recomienda precisamente por eso, este tampoco debe recomendarse, pese a que hay sitios donde sorprendentemente lo ponen como más seguro que el ocho.

Variante: Ocho Wagner

El bulin doble:  es uno de los nudos excluidos de la lista UIAA (supongo que por ser más complejo), y sin embargo en mi opinión el mejor nudo para encordarse en escalada deportiva si se prevén caídas repetitivas, ya que por muchas que reciba se podrá desatar fácilmente. Yo por ejemplo lo uso por sistema en los cursos de entrenamiento mental, donde se hacen muchos ejercicios de caídas, y los alumnos siempre se sorprenden de lo práctico que resulta. Hay que tener en cuenta que es un nudo más complejo de realizar que el ocho y por tanto no recomendable para principiantes.

Bulin doble para encordarse

El ballestrinque:  por sus virtudes es con diferencia el más práctico y recomendable para autoasegurarse con la cuerda en las reuniones; se puede hacer con una mano, consume muy poca cuerda y se regula en distancia sin sacarlo del mosquetón. Si bien su uso está generalizado, también la creencia de que desliza a no sé cuantos kN. Los ensayos demuestran que esta creencia es falsa. Como en cualquier nudo, la tensión hace que se ajuste y se estire, y en el proceso puede deslizar algún centímetro, pero se comprime y termina por romperse la cuerda sin deslizar. En este ensayo de la marca KORDAS, la cuerda se rompe sin deslizar a unos 1200 daN con una cuerda nueva ( https://www.youtube.com/watch?v=VjsRsbLBH-Y ).

Ballestrinque

Nudo simple o cola de vaca con las puntas: es el recomendado para unir cuerdas de rápel y en la actualidad aceptado universalmente, pero también hay todavía reticencias, quizá debido a su simplicidad. Recuerdo hace años las reticencias de muchos, de hecho en EEUU todavía se le conoce en algunos círculos como “european death knot” (nudo de la muerte europeo) aunque hoy también es allí muy usado. Uno de los argumentos de los detractores es que hay nudos más resistentes, y es verdad, pero para la aplicación de nudo de unión de cuerdas para rapelar es más que sobrado y con importantes ventajas frente a nudos usados tradicionalmente como el pescador doble (que personalmente aborrezco) o el ocho enfrentado. El nudo simple es el menos voluminoso, se posiciona hacia afuera en las aristas y se desata con facilidad después por muchos rápeles que se hagan

Es importante remarcar, que para que este nudo trabaje bien y sea seguro, hay que apretarlo manualmente tirando fuerte individualmente de los cuatro cabos que salen del nudo, y dejar los chicotes sobrantes de al menos de 30 cm.

Como ejemplo de ensayos de nudos de unión de cuerdas, el realizado por la ENSA  (Ecole Nationale de Ski y d’Alpinisme) https://www.youtube.com/watch?v=N-jE-Da4P1U

Estos son los resultados de estos ensayos, hechos directamente sobre los cabos unidos por el nudo:

Union cuerdas, Beal gully 7,3 + 7,3 mm – El nudo simple, desliza entre 200 y 500 daN.

Union cuerdas, Beal gully 7,3 + 7,3 mm – En vez del nudo simple el ocho con las puntas, desliza sobre 200 daN, después se bloquea y rompe sobre 700 daN.

Union cuerdas 10,2 + 10,2 mm, desliza sobre los 400 daN.

https://eu.blackdiamondequipment.com/en_ES/experience-story?cid=qc-lab-what-is-the-best-rappel-knot

Hay otro ensayo del fabricante Black Diamond. En este caso con las cuerdas en doble como están en un rápel real (nudo solo en uno de los cabos).

Cuerdas de 10,2 + 10,2:

Con pescador doble  3003 kgf. Con nudo simple enfrentado (como el nudo de cinta) 2849 kgf. Con nudo simple 2243 kgf

Cuerdas de 8,1+8,1 mm:

Con pescador doble 1840 Kgf. Con nudo simple enfrentado  1757 kgf, Con nudo simple 1291 kgf.

Cuerdas de 10,2+8,1:

Con pescador doble 1690 kgf. Con nudo simple enfrentado 1690 kgf. Con nudo simple 1400 kgf.

CONCLUSIÓN: totalmente seguro, es más que suficiente, teniendo en cuenta además, que en un rápel la carga se reparte en dos cuerdas y por tanto al nudo le llega solo la mitad.

Unión de cuerdas para rapelar

Unión de cordinos de dyneema:

Hoy en día se fabrican cuerdas auxiliares y cordinos en fibras de alto peso molecular con nombres como aramida, spectra o dyneema. Si bien estas fibras tienen una resistencia superior a la habitual poliamida, su coeficiente de rozamiento es mucho menor y no vale cualquier nudo.

Aunque con este tipo de fibras lo recomendable es usar anillos ya cosidos, en el mismo ensayo anterior de la ENSA se hacen pruebas para comprobar que con cordinos de estas fibras, el único nudo seguro de unión es el pescador triple.

Nudo para cerrar anillos de Dyneema 5 mm.

Pescador simple 200 a 300 daN, INSUFICIENTE. Nudo de cinta 180 a 300 daN, INSUFICIENTE

Pescador triple 800 daN, OK

Hay otros ensayos del fabricante PETZL, en este caso sobre nudo de unión de su cordino hiperestático RAD LINE, que concluye lo mismo. Tanto el nudo simple como el ocho con las puntas son seguros si están bien azocados a mano.

https://www.petzl.com/ES/es/Sport/Nudos-de-union-con-el-RAD-LINE?ProductName=RAD-LINE-6-mm&Familly=Cuerdas

Tracción anular en el seno de los nudos

La mayoría de los nudos de amarre están configurados para que la tracción se haga sobre el firme, pero no sobre el seno que forma la gaza del nudo, lo que se denomina tracción anular. En un uso normal tampoco es una función necesaria, pero si accidental o voluntariamente se hace tracción en este sentido, hay nudos con resistencia insuficiente. El caso más conocido es el bulin o as de guía, en el que se necesita imperativamente rematar el chicote sobrante para que sea seguro. Afortunadamente sin rematar no lo debe usar ya nadie si tiene una mínima formación. Con el chicote rematado sin embargo, el bulin es tan resistente como el ocho, con lo que es un nudo perfectamente seguro. El hecho de que no esté en la lista de la UIAA es precisamente por el inconveniente citado y fácilmente evitable con el remate. Al igual que el bulin doble, el simple con remate no lo aconsejo para principiantes al ser más complicado de hacer.

Sobre el nudo Wagner como variante del ocho, ya hemos comentado que tiene el mismo problema. Estos son los resultados de ensayos de tracción anular:

Bulin sin remate, 200 kgf.

Ocho Wagner 250 Kgf.

Bulin con remate, más de 700 Kgf.

Ocho, más de 700 Kgf.

Bulin rematado

7 comentarios sobre “COSAS SOBRE NUDOS – verdades y creencias.”

  1. Hola gracias por un muy buen artículo, y bien respaldado con datos, mi pregunta es: ¿Qué nudo usar para unir dos cuerdas de diferente diámetro, para por ejemplo rapelar? ¿También el cola de vaca? Saludos.

    1. Efectivamente el mismo. Según los ensayos de PETZL y BD que puedes ver en los enlaces no hay problema aunque sean de diferente diámetro. Siempre se ha dicho que si no son iguales habría que usar el pescador doble o el ocho. El que no este convencido que lo haga, pero la cola de vaca es más que sobrado.

  2. Hola

    Gracias por tu labor divulgativa.

    Yo también odio el doble pescador y soy un fan incondicional del ballestinque (por fin un estudio que dice que parte, que no desliza, que solo lo había visto una vez, en un libro de Pit Schubert.

    A mi personalmente el nudo que me gusta es el doble cola de vaca, que igual de fácil de hacer, flotante y más seguro.

    ¿¿Sabes de algun estudio o ensayo de este nudo??

    Si lo supieras y lo dijeras, estaria agradecido.

    Un saludo y muchas gracias.

  3. Me parecen muy interesantes tus elucubraciones sobre diferentes temas importantes para mi y creo que para todos los que escalan y hacen alpinismo. Creo que eres de los que menos paja meten, tanto en tus libros como en artículos. Se necesita filtrar tanta información, yo diría exceso, como en todos los temas. Personas como tú, con mucha experiencia y cierto caché, sois los que podéis ocuparos de quitar la paja que tanto perjudica. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *